Presidente Obama: no repetir en Siria el trágico error de Irak

viernes, 6 de septiembre de 2013

Desde hace años –con el horrendo balance de la indebida invasión de Irak en la memoria y el corazón, y ante el obsceno espectáculo, después, del asesinato de Gaddafi- vengo insistiendo en que es indispensable y urgente una refundación del Sistema de las Naciones Unidas. Un nuevo ataque sin esperar a conocer el veredicto de los inspectores de las Naciones Unidas –como sucedió en el caso de Irak con la mentirosa suposición de que el régimen de Saddam Hussein poseía “arsenales de destrucción masiva”- constituiría un nuevo y ensangrentado desaire a sus competencias. 

“Hay sólo una salida de emergencia: ¡las Naciones Unidas re-unidas!”, escribía en abril de 2011. Y el 13 de febrero de 2012: “¿Siria? Unas Naciones Unidas unánimemente respetadas, la única solución”. Proponía dos fases en el proceso de “refundación” del Sistema de las Naciones Unidas: una, inmediata, en que la Asamblea General designara unánimemente a un interlocutor para establecer los contactos oportunos con el gobierno de El Assad, y llegar a los acuerdos pertinentes gracias a la inmensa autoridad que esta representación le concedería. En una segunda fase, se establecería una Asamblea General en la que hubiera una representación de Estados equivalente al 50% de sus miembros y el otro 50% estuviera integrado por representantes de la sociedad civil. Además, al actual Consejo de Seguridad, sin veto pero con voto ponderado, se añadirían un Consejo Socioeconómico y un Consejo Medioambiental. 

Occidente –por las ambiciones hegemónicas globalizadoras que favorecieron la plutocracia y el mercado- ha perdido autoridad y legitimidad. Carece de liderazgo político y moral. Europa, arredrada, amilanada, con un sistema de seguridad dependiente, obcecada por las primas de riesgo y los equívocos “repuntes económicos”, no ha sabido jugar el “alto papel que le corresponde en las crisis, enfrentamientos y convulsiones recientes” (24 de agosto de 2013). 

Presidente Obama: actúe con las Naciones Unidas. Sólo usted podría, con el apoyo presencial y virtual de un gran clamor popular, repetir, en su segundo mandato, la hazaña del Presidente Roosevelt… pero contando ahora con la gente, con los pueblos. No intervenga antes de conocer por las Naciones Unidas –y no por otros desacreditados conductos de inteligencia- quiénes son los responsables. Y no lo haga sin contar con la aprobación del Consejo de Seguridad. Sería una gran decepción y constituiría una nueva irresponsabilidad bombardear con unos cuantos misiles lanzados desde portaviones para demostrar al gobierno sirio la fuerza occidental, sin importar los “efectos colaterales” –que nunca han importado al “gran lobby”- y sin saber a ciencia cierta a quién se está beneficiando (porque poquísimo se sabe sobre la “oposición” y lo que se sabe no es todo trigo limpio). 

Antes de disparar, señor Presidente, mire a quienes le están induciendo a apretar el gatillo. Piense en la “gente” de ambos bandos. Y no lo haga. Presidente Obama: tiene usted hoy la oportunidad de iniciar la gran inflexión desde la oligarquía a la democracia, de una cultura de dominio, imposición y violencia a una cultura de conciliación, alianza y paz. De la fuerza a la palabra. 

Aprovéchela.

9 comentarios

BIENNNN!!!!!!!!.

Yo soy muy partidario, además, de dar al Tribunal de La Haya el peso específico internacional que se merece para estos casos de tipo penal. Si no te gusta un Jefe de Gobierno, pues lo sometes a Juicio Internacional, y que sean las LEYES y nunca las bombas, las que decidan lo que deben decidir.

Y como dice usted, AHORA es el momento del punto de inflexión hacia una Justicia mundial consensuada por todos, o por el contrario seguir con el continuismo del uso de la violencia, y que sólo nos está llevando al caos más absoluto como especie.

un abrazo.

6 de septiembre de 2013, 10:06
Anónimo dijo...

Seguro que “blackman” ya ha leído o escuchado cosas parecidas a las que usted pone en su blog. Imagino que Obama tiene motivos que pocos conocen, para hacer lo que hace, como cualquier otro presidente.
Usted tiene motivos para pensar y escribir lo considera que es mejor para el mundo, pienso que todos tenemos motivos y creencias para pensar que lo nuestro es lo mejor para el mundo. ¿Qué creencias, motivos, valores, medidas, etc. son mejores?
Los intereses de los servicios de seguridad de un país suelen estar por encima o fuera de las normas y leyes establecidos en ese país, por supuesto que por encima de todo lo que suene a internacional , eso sí, todo en secreto para no crear alarma o preocupación social.
No creo que sólo haya una salida de emergencia y menos que sea ¡las Naciones Unidas re-unidas! Donde haya personas habrá problemas, se trataría de disminuir los problemas, disminuyendo las diferencias, aumentando los acuerdos y compromisos y sobre todo mirar bien a quien elegimos para dirigir evitando que sean “enfermos mentales.”
Puede que estemos creando el futuro con nuestro presente, por eso lo de “prueba y ensayo” se pueda aplicar a otros ámbitos además de la ciencia.

Jesus

6 de septiembre de 2013, 11:19
unsui dijo...

No creo que Obama y demás proceres se muevan por unos valores o en defensa de los derechos humanos.De hecho pienso que solo les importan como tema de propagabda para justificar las atrocidades que cometen (y que no se cuentan en los "Mass Mierda")en defensa de los intereses bastardos de las grandes corporaciones y bancos, que son los que realmente mandan

6 de septiembre de 2013, 13:06
Yo dijo...

Lo de que la invasión de Irak fue un error lo dice porque era un dictador socialista y a esos mejor no tocarlos, ¿no? Que digo yo que Irak estaría mucho mejor ahora tras la intervención de EEUU, si no fuera por esos terroristas que financia Rusia para tratar de recuperar el control sobre la zona.

Casi todos los terroristas de la actualidad los financia la Internacional Socialista. En vez de llenarse la boca de palabras de paz vacías dígale a los SUYOS que dejen de financiar terroristas y de intoxicar a la población con drogas destructivas.

Y los EEUU son idiotas por votar al traidor de Obama, que ha llenado de terroristas armados al Estado de México "por error", sí, sí, y un cuerno. Lo hace con visos de una futura invasión socialista al viejo gigante, aprovechando que los comunistas de Hollywood ya han dejado a la población americana atontada.

Cualquiera que juegue al Risk sabe que USA es un chollo de recursos completamente fortificado al que sólo se puede invadir por México. Si yo fuera americano amante de la libertad, en vez de Siria me preocuparía mucho más méxico.

6 de septiembre de 2013, 14:02
Anónimo dijo...

"El mundo parece una merienda de negros" Y no va con indirecta a Mr Obama

¿Que es el "gran lobby"? ¿Es un ente abstracto? O son personas como usted y como yo, con mucho dinero = PODER, a las que complacemos, consentimos y con las que somos benévolos por algún beneficio, privilegio, favor económico, etc.
Tenemos poca vergüenza cuando hablamos sin mirarnos primero nosotros.

Unos nos alimentamos de otros y otros se alimentan de nosotros, el caso es sobrevivir.
Dice el poderoso: “Utilizaré todos los medios para que sea yo el que quede, o por lo menos que sea el último en desaparecer.”
Mi miedo es el que me hace estar en guardia y permite defenderme y prever las posibles amenazas. Si puedo me anticipo dando escarmiento (caso Siria) y si llega el caso elimino.
¿Quieres que seamos buenos vecinos? Pues empieza tú a serlo conmigo. Sí, empieza tú porque YO soy más listo que tú. Sí, soy más listo porque te estoy engañando y no te das cuenta o te callas.

6 de septiembre de 2013, 16:36

"La Casa Blanca incluye a España entre los aliados que apoyan un ataque a Siria":

http://www.elconfidencial.com/mundo/2013-09-06/la-casa-blanca-incluye-a-espana-entre-los-aliados-que-apoyan-un-ataque-a-siria_25765/

Sr. Federico esto se puede hacer sin consultar al Pueblo una cuestión de Estado como ésta????.

6 de septiembre de 2013, 18:27
Anónimo dijo...

Quien podra convencer el Présidente François Hollande de no intervenir (con armas) en Siria?

Desde Francia
Olivier d'Arexy

6 de septiembre de 2013, 22:59
Camino a Gaia dijo...

No es la primera vez que las grandes potencias utilizan a terceros países para dirimir sus diferencias y establecer sus intereses. Desde luego Siria tiene un elevado interés estratégico tanto para EEUU como para Rusia y China. Iniciar una guerra donde dos grandes potencias apoyan a cada uno de los bandos enfrentados, es de hecho un primer tanteo de guerra mundial. Detrás de todo está el petróleo, los gaseoductos y el paso estratégico de los petroleros por el estrecho de Ormuz.
Lo que resulta indignante es que utilicen los derechos humanos como excusa para la guerra.

7 de septiembre de 2013, 12:12
Anónimo dijo...

Hay que recordar que en España a los terroristas del tren de Atocha se les acusó con pruebas, se les juzgó y se les encarceló. Ni a Sadam Hussein, ni a Gadafi se les acusó con pruebas y juicio. Su dignidad, internacionalmente hablando, no alcanzó la de los terroristas.
No creo que ningún país, ningún grupo de personas, ni nadie, pueda considerarse dueño de la vida de otros. Debería ser la comunidad internacional quien se encargue de restringir la libertad de otros mediante acusación con pruebas y juicio. Es verdad que la comunidad internacional todavía no ha dado respuesta a los ataques con armas de la revolución en Siria. Ni tan siquiera se ha sancionado la fabricación y la compra-venta de armas a unos y a otros.
Si en la operación militar de E.E.U.U y quienes le apoyan muriese El Asad y otros muchos ¿Serían tales muertes legítimas? ¿Son legítimos quienes gobiernan en Libia tras haber procedido de esa forma.? El tránsito en Oriente Medio hacia la democracia en sus países jamás debería ser por la fuerza y con armas, solamente puede considerarse legítimo el gobierno democrático alcanzado con la alianza y las palabras de los diferentes grupos políticos. En Egipto a Mubarak se le está juzgando, la transición parece más razonable.
La violencia y la destrucción generará más déficit para su reconstrucción, no creo sean la solución. Las alianzas, las uniones por la paz son las que generan progreso y prosperidad.
Sin duda alguna, una ONU diferente, más eficaz, más comprometida con la paz, con una normativa internacional sencilla, fácil, clara y competente es lo que urgentemente se necesita.

A.Z.B.

8 de septiembre de 2013, 22:14